El ayuntamiento de la ciudad inglesa «desclasifica» un documento que prevé medidas contra los muertos vivientes

Hasta ahora, los ciudadanos de Bristol (Reino Unido) podían contemplar al cementerio de la ciudad con preocupación. Pero gracias a los desvelos de una tienda local, sus habitantes podrán mirar a las tumbas de sus difuntos con la cabeza bien alta, diciéndoles: «No nos dáis miedo. Ahora tenemos un plan».

Hace unas semanas, los propietarios de un negocio preguntaron al ayuntamiento de Bristol qué plan tenían ante la posible lleada de un ataque zombi a su ciudad. Tras admitir que no habían previsto la posibilidad, un funcionario del consistorio se encargó de cubrir esa laguna y preparar un informe sobre la mejor manera de combatir a los no-muertos y asegurar las áreas de alto riesgo.

«En respuesta a su petición de detalles sobre el plan de contingencia del ayuntamiento de Bristol para tratar el problema zombi, puedo desclasificar para usted el siguiente documento estratégico. Por favor, tenga en cuenta que este documento contiene alguna información que ha debido ser censurada para salvaguardar la seguridad nacional», reza la carta que Peter Holt, el director de comunicación del ayuntamiento de Bristol, envió a los propietarios del negocio este jueves.

El documento, clasificado como «top secret», establece cuatro niveles de alerta. El primero y más leve, «ambiente zombi», para cuando la situación es normal pero hay algunos indicios que pueden apuntar a una crisis zombi. El segundo, «aumento de la actividad», para cuando se han confirmado ataques de muertos vivientes sobre la población. El tercero, «brote grave», cuando hay más de un 1% de población infectada por el virus zombi. El cuarto y último, «pandemia zombi», cuando la infección se ha extendido a un 30% de la población y puede hablarse de un auténtico apocalipsis zombi.

El informe añade que algunas zonas de Bristol están especialmente expuestas al riesgo. De forma velada llama muertos vivientes a parte de sus habitantes, al afirmar que fueron encontrados «falsos indicios» de un ataque zombi en Stokes Croft, el barrio bohemio de la ciudad, que sufrió este año revueltas tras la apertura de una tienda Tesco —una franquicia británica de locales de ultramarinos—. No deja de ser paradójico que precisamente las grandes superficies comerciales sean un refugio habitual en clásicos del cine zombi, como «El amanecer de los muertos».

Quizá teniendo en cuenta la cantidad de balas que gastan los protagonistas de películas de zombis antes de averiguar que sólo sirve dispararales en la cabeza, el documento recuerda a quienes tengan que combatir a los no-muertos el modo correcto de exterminarlos: «Desconectar por completo el tallo cerebral del resto del cuerpo usando la fuerza bruta, o bien cortando la cabeza». Y para que no se extienda el pánico entre la población, deben utilizar un sistema de comunicación por contraseñas a través de la radio y la televisión, advirtiendo sobre los ataques zombis que se avecinen.

Por último, prevé un entrenamiento anual para los equipos que se encargarían de combatir a los zombis, aunque, «para evitar el pánico», lo plantea como un festival lúdico. «El entrenamiento que recibirá el personal cualificado para luchar contra los zombis puede extenderse como entrenamiento parcial para pelear contra ataques piratas y poder ver la diferencia entre globos aerostáticos y malvados extraterrestres gigantes», remata el documento.

Acerca de Rankingdiscopop

Programa de radio vídeo web música electrónica y tendencias.Con @segrillo y @leapannunzio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s